miércoles, 29 de abril de 2015

ÉXITO EN CORRIENTES

Vecinos del barrio 17 de Agosto lograron impedir apertura de bailanta

Con el respaldo del Municipio, los vecinos del barrio 17 de Agosto consiguieron que el empresario Gustavo Ruiz entendiera el daño que produce la música a alto volumen, rescindiera el contrato y diera marcha atrás con la apertura de una bailanta chamamecera.
Ruiz reconoció públicamente que los habitantes del lugar tienen derecho a vivir tranquilos, disfrutar del silencio y vaticinó que será muy difícil que se pueda desarrollar una actividad de este tipo en esa zona de la ciudad ya que hay una resistencia muy férrea de los vecinos a cualquier emprendimiento que involucre la utilización de equipos de sonido y emisión de música con amplificadores.
Según trascendió, fue determinante la reunión que el empresario tuvo con propietarios e inquilinos del 17 de Agosto y el secretario de Ambiente Félix Pacayut para tomar la decisión. La clave fue el Código de Nocturnidad que lo prohibe y el altísimo costo político que significaría para la Comuna capitalina dar via libre a un negocio que repudian quienes viven en el lugar.
Lue­go de que la se­ma­na pa­sa­da los ha­bi­tan­tes de la zo­na ma­ni­fes­ta­ran su to­tal de­sa­cuer­do fren­te a la po­si­bi­li­dad de que en el lu­gar se vuel­va a abrir un co­mer­cio con ta­les ca­rac­te­rís­ti­cas, ya que en el pasado eso les ori­gi­nó gra­ves pro­ble­mas de sa­lud y di­fi­cul­ta­des pa­ra su vi­da dia­ria, Ruiz ex­pli­có que so­li­ci­tó la res­ci­sión del con­tra­to de al­qui­ler a la pro­pie­ta­ria y agre­gó que la mis­ma, dada las circunstancias, no se opu­so a la de­ci­sión.
“La de­ci­sión es­tá to­ma­da”, afir­mó y ase­gu­ró que “va a ser muy di­fí­cil de­sa­rro­llar la ac­ti­vi­dad en es­te ám­bi­to, ya que se ne­ce­si­tan va­rias co­sas, en­tre ellas el apo­yo de los ve­ci­nos”.
Días atrás, Adela Navarro, una de las principales referentes de la Asociación Unidos por el Silencio y vocera del grupo, había advertido que no iban a dejar de golpear todas las puertas que fuesen necesarias hasta evitar la reapertura del local.
El dra­ma es de vie­ja da­ta y tras una se­rie de re­cla­mos los ve­ci­nos ha­bí­an lo­gra­do años atrás que el Mu­ni­ci­pio re­a­li­ce una ins­pec­ción que con­clu­yó con la clau­su­ra del Salón de Fiestas que funcionaba anteriormente. Oportunamente se en­te­ra­ron que otro inquilino po­dría re­a­brir el mencionado sa­lón. Por es­ta ra­zón, se reu­nie­ron con el due­ño, le ex­pre­sa­ron su des­con­ten­to, salieron por los medios más importantes de la provincia y se reunieron con los funcionarios de la Secretaría de Ambiente para exigirles la aplicación de las ordenanzas vigentes e impedir tal situación.

Publicado por diario Época. Disponible en sitio web:

Publicado por Radio Sudamericana. Disponible en sitio web:

martes, 28 de abril de 2015

BUENOS AIRES

Intendente de Tandil impulsa decreto para prohibir 
bajo, batería, guitarra eléctrica y baile en bares y pub

Para que la gente pueda comer tranquila y los vecinos no ser molestados, el intendente Miguel Angel Lughi impulsa un decreto que no permite el uso de instrumentos electroacústicos (bajo y guitarra eléctrica), de percusión (batería, bombo, tambor, redoblante y platillos) y viento (saxofón, flautas y cornetas) en bares, restaurantes, pub y otros locales gastronómicos de la ciudad de Tandil.
La medida también dispone “un máximo de dos micrófonos conectados a un único amplificador, un uso máximo de dos instrumentos musicales, un límite de 3000 watts de potencia para el parlante” y la “obligación de poseer un limitador sonoro en las consolas”, de modo de regular los ruidos que produce la música.
Además exige “vidrios dobles” en puertas y ventanas, “estudios de insonorización previos realizado por un especialista en Seguridad e Higiene” y ordena “utilizar materiales aprobados por normas IRAM” y que las puertas y ventanas del local permanezcan cerradas mientras dure el número musical.
En el artículo cuarto aclara “no se autorizarán instrumentos de percusión, de viento y/o tubular, generadores de ruidos molestos, tales como baterías, saxofón, flautas, cornetas, guitarras eléctricas, bajos y/o similares”.
Posteriormente Lughi advierte que para habilitar este tipo de espectáculos deberá realizarse “un estudio de ruidos molestos al vecindario”, efectuado por un especialista en la materia, que también deberá acreditar una serie de requisitos profesionales.

Sin gritos ni saltos 
El artículo quinto “prohíbe totalmente la promoción y ejecución de actividades bailables, la generación de gritos y/o saltos de personas que puedan producir molestias al vecindario o poner en riesgo la seguridad psicofísica de las personas que se encuentren en el local”.
Más adelante, establece los horarios permitidos para “el ejercicio de la actividad” que serán: de domingo a jueves, hasta las 23:30 horas y las madrugadas de sábado y domingo hasta las 2 de la mañana.
Finalmente, se informa a los interesados que estas disposiciones deberán estar visadas, controladas y aprobadas por la Dirección de Inspección General y Habilitaciones del Municipio (que conduce actualmente Alejandra Marcieri) antes de obtenerse el permiso correspondiente y se consigna que el Poder Ejecutivo se reserva el derecho de “pedir que se amplíe, adecue y/o modifique cualquiera de los requisitos”.
Con este decreto Lughi trata de que la música se ejecute con instrumentos de cuerda, sea suave, no irrite a los comensales y tampoco afecte a los vecinos.

Insensibilidad
La agrupación de Músicos Independientes de Tandil en lugar de comprender la medida, el derecho de terceros, y reconocer que los comedores no son locales bailables, consideraron ridículos los requisitos, se niegan a tocar solo con dos micrófonos y caen en el absurdo de negar que la batería pueda generar ruidos molestos.

Publicado por diario La Voz de Tandil. Disponible en sitio web:

jueves, 16 de abril de 2015

CORRIENTES

Vecinos del barrio 17 de Agosto se oponen a la apertura de local bailable

Un gru­po de ve­ci­nos del barrio 17 de Agosto se autoconvocaron a 150 metros de la rotonda de la Virgen de Itatí para manifestarse contra de la reapertura de un Salón de Fiestas ubicado por ave­ni­da In­de­pen­den­cia al 5200.

El local ya fue clausurado en la gestión del intendente Espínola por violar el Código de Nocturnidad, ya que estaba ubicado a menos de 200 metros de una escuela y carecía de aislamiento acústico.
Uno de los mayores pro­ble­mas que plan­te­an los ha­bi­tan­tes de la zo­na es que tienen información de que el local sería alquilado a un empresario con intenciones de organizar bailes a cielo abierto (en el patio del predio) lo que está prohibido por ordenanza, impediría el descanso y los obligaría a volver a padecer los efectos de la música a alto volumen.
La protesta vecinal es liderada por Adela Navarro una de las principales referentes de la Asociación Unidos por el Silencio quién luego de una larga lucha había logrado la clausura definitiva.

Tortura acústica
“Nosotros tuvimos ocho años de tortura, sin poder dormir a causa de los ruidos molestos, con gente enferma y anciana que sufrió mucho, tuvimos que soportar seguidores de grupos de cumbia en las esquinas, basura y olores a orina por todos lados en las mañanas y no estamos dispuestos a pasar por lo mismo”, declaró a un medio radial.
Por este motivo advirtió “no bajaremos los brazos y tampoco vamos a permitir que vuelva a suceder lo mismo porque ese local no está preparado para ese tipo de uso, carece de aislantes sonoros y la ley nos ampara”.
Marcela, otra de las vecinas linderas al local comentó “ha­ce dos años que co­men­za­mos a tener un po­co en paz y aho­ra nue­va­men­te quie­ren con­ver­tir es­to en un lu­gar don­de se jun­ta gen­te has­ta al­tas ho­ras de la no­che, escucha mú­si­ca a to­do vo­lu­men, no nos de­jan dor­mir ni sa­lir o en­trar de nues­tras ca­sas. No lo va­mos a tolerar y va­mos a lu­char has­ta las úl­ti­mas consecuencias”, di­jo a un matutino de tirada masiva.

Unidad vecinal
Por su par­te, Su­sa­na se­ña­ló que “los ve­ci­nos es­ta­mos to­dos uni­dos y ha­ce tiem­po ve­ni­mos lu­chan­do por es­ta cues­tión por­que ha­ce más de 30 años que vi­vi­mos acá y que­re­mos que se res­pe­ten nuestros derechos”, sen­ten­ció.
El dra­ma es de vie­ja da­ta y tras una se­rie de re­cla­mos los ve­ci­nos ha­bí­an lo­gra­do años atrás que el Mu­ni­ci­pio re­a­li­ce la clau­su­ra pero en estos dí­as se en­te­ra­ron de que otro inquilino po­dría re­a­brir el sa­lón de fies­tas. Por es­ta ra­zón, se reu­nie­ron con él y le ex­pre­sa­ron su des­con­ten­to. Asimismo, en charlas con el director de Control Urbano de la Municipalidad de Corrientes, pudieron asegurarse que si no está en condiciones, el local no será habilitado. “Te­ne­mos mie­do de que se ins­ta­len pri­me­ro y des­pués pi­dan ha­bi­li­ta­ción co­mo su­ce­dió an­tes”, di­jo otra de las ve­ci­nas y pi­dió que el Municipio no lo permita.

Publicado por Radio Dos. Disponible en sitio web:

Publicado por Radio Sudamericana. Disponible en sitio web:

Publicada por Radio Sudamericana. Disponible en sito web:

Publicado por Diario Época. Disponible en sitio web:

Publicado por La Voz de Corrientes. Disponible en sitio web:

Publicado por Radio Fénix del Paso. Disponible en sitio web:

Publicado por La Ciudad.com.ar Disponible en sitio web:

miércoles, 25 de marzo de 2015

CORRIENTES

Inspectores de Ambiente van a domicilios sin sonómetros

Algunos inspectores de la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad de Corrientes han adoptado una nueva estrategia para engañar a los damnificados por la violencia acústica. La misma consiste en no llevar sonómetros (popularmente conocidos como decibelímetros), concurrir al domicilio denunciado, tomar todos los datos y volcarlos en un acta de inspección (sin valor sancionatorio) para que si el denunciante los está observando, crea que se labró un acta de infracción cuando en realidad no se la hizo.
Desde la Asociación Unidos por el Silencio informaron que esta parodia se realizó en la madrugada del domingo 22 de marzo en una vivienda del barrio 17 de Agosto ubicada en el sector 2, manzana J, Casa 2, donde un grupo de muchachones, que ya fueron sancionados por el Municipio en 2013, se sentaron en la vereda con un equipo de música que invadía los hogares y no permitía descansar a los vecinos que querían hacerlo.
Al ver llegar el móvil de la Municipalidad, los perjudicados se apersonaron al lugar para presenciar el procedimiento y explicar lo sucedido. Grande fue su sorpresa cuando una de las inspectoras les dijo que ella con ese ruido podía dormir y no superaba los límites establecidos por la ordenanza. Al pedirle que les mostrara la medición, la agente municipal respondió que no tenía sonómetro en el móvil y al preguntarle para qué habían venido entonces y cómo pensaban sancionar a los agresores sonoros, contestó que sólo hacían actas de inspección que sirven como antecedente.
Por esta actitud, los jóvenes subieron el volumen y cesaron recién a las 5.50 (más de tres horas después) del domingo.
Ante esta situación, Unidos por el Silencio responsabiliza al coordinador general de Inspecciones Carlos Cánepa, quien está a cargo de todos los operativos de control que realiza la Comuna capitalina.
“Es una falta de respeto a los que padecen este problema, una burla injustificable y un incumplimiento de los deberes de funcionario público que para las leyes constituye un delito penal”, afirmó Jorge Echeverz, titular de la organización.
Posteriormente, el dirigente agregó “si la Municipalidad ha decidido no aplicar las ordenanzas vigentes y ser cómplice de los agresores acústicos por cuestiones políticas, que lo diga abiertamente y no gaste más tiempo ni dinero en montar este tipo de show, que lejos de conformar, indigna a los vecinos que tributan sus impuestos para poder vivir en paz”.

Publicado por diario Epoca. Disponible en sitio web:

Publicado por diario digital Momarandu.com Disponible en sitio web:

Publicado por diario 1588. Disponible en sitio web:

Publicado por Plataforma unidos contra el ruido en Telde. Disponible en sitio web:

miércoles, 4 de marzo de 2015

SANTIAGO DEL ESTERO

Secuestrarán equipos de sonido en domicilios particulares


 El juez de Faltas de la Municipalidad de Santiago del Estero Marcelo Agüero, dispuso reinstaurar la medida que ordena el secuestro de equipos de música y bebidas alcohólicas en fiestas clandestinas que se realizan en domicilios particulares.
Además, reveló que se investigará si hay organizaciones más complejas que se encuentran detrás de la organización de este tipo de reuniones para caerles con todo el peso de la ley.
El funcionario aclaró que “con esta medida se busca controlar este tipo de reuniones no autorizadas”, que últimamente se han multiplicado en los barrios capitalinos con graves resultados.
“Hemos dispuesto que se aplique la normativa del secuestro de equipos de sonido y bebidas en domicilios donde se efectúan fiestas no autorizadas, ya que hemos visto que se están realizando con mayor frecuencia y las personas consumen alcohol y producen desórdenes”, confirmó el magistrado.

Incidentes
Esta nueva metodología de la Justicia de Faltas se produce a raíz de serios incidentes en los que resultaron heridos efectivos policiales e inspectores municipales cuando pretendieron desalojar.
”Lamentablemente estos episodios nos obligan a tomar medidas drásticas dado que no se puede hacer un trabajo de prevención porque las reuniones se organizan de manera informal”, comentó.
Con respecto a los responsables, Agüero confirmó: “por el momento tenemos conocimiento que las coordinan vecinos que vieron un negocio y las invitaciones se realizan boca a boca”.
No obstante informó, que junto con las autoridades policiales, “se está investigando si detrás hay alguna organización que las promueve, como ya ocurrió tiempo atrás”.

Ruidos molestos
“Antes estas fiestas eran convocadas a través de las redes sociales por personas inescrupulosas que lucraban con la concurrencia de menores de edad que no podían ingresar a los boliches. Ahora tenemos conocimiento que las invitaciones se realizan boca a boca. De todos modos, estamos investigando el tema con las autoridades policiales”, amplió.
Anticipó también que las pesquisas están dirigidas a prevenir este tipo de reuniones para evitar denuncias de vecinos por ruidos molestos o desórdenes, ya que en esos casos cuando llega la autoridad, hay gente alcoholizada que promueve incidentes.

Publicado por diario Panorama de Santiago del Estero. Disponible en sitio web:

sábado, 28 de febrero de 2015

BUENOS AIRES

Denuncias contra celebración de Carnavales

Luego del debate que diera en el año 2012 la Asociación Unidos por el Silencio en el Concejo Deliberante de la ciudad de Corrientes, vecinos de otras localidades comenzaron a manifestarse y denunciar ante la Justicia el perjuicio que ocasiona la realización del carnaval.
Ruidos molestos, suciedad y uso indebido del espacio público, son algunas de las causas que los moradores de la ciudad de Buenos Aires han esgrimido ante la Fiscalía porteña para evitar que esta práctica continúe.
En los dos primeros fines de semana la Fiscalía que dirige Martín Ocampo recibió "muchísimas denuncias por el ruido de las murgas a altas horas de la noche, estacionamiento indebido de micros que trasladan a los comparseros y basura acumulada en las calles".

Violencia
Con referencia al ruido, lo que más molesta es la violencia con la que se golpean los instrumentos de percusión (bombo, tambor y redoblante) que produce vibraciones y trastornos psicológicos que alteran la tranquilidad de los hogares, vulnera el derecho de propiedad e impide el descanso.
El funcionario aclaró que también se reportaron reclamos por "el trastorno que produce el levantamiento de escenarios frente a viviendas y actos de vandalismo durante los festejos”.

Barrios
La mayor cantidad de denuncias provino de Villa Crespo, por el corso situado en la intersección de las avenidas Scalabrini Ortiz y Corrientes.
Con respecto a los llamados telefónicos pidiendo la intervención del Gobierno de la Ciudad para ordenar el cese y la clausura inmediata del show de comparsas, se radicaron denuncias en Villa Lugano (Fernández de la Cruz y Lisandro de la Torre), Balvanera (Belgrano y Alberti), Caballito (Gaona y Biedma), Palermo, Parque Chacabuco (Avenida Eva Perón y Curapaligüe) y Mataderos (Juan Bautista Alberdi y Escalada).
En algunos casos, los vecinos directamente pidieron a las autoridades porteñas que no permitan más la realización de este tipo de espectáculos que atenta contra la salud y la seguridad de las personas.

España
En España sucede algo similar ya que en muchísimas ciudades los vecinos tampoco desean más este tipo de fiestas.
Al respecto, en su blog, el escritor Armando Ojea Bouzo se pregunta:
¿Tiene que ser obligatorio celebrar el carnaval y otras fiestas ruidosas?
A lo que responde: “en una sentencia del Superior Tribunal Constitucional, se dice que "como domicilio inviolable ha de identificarse el espacio en el cual el individuo vive sin estar sujeto necesariamente a los usos y convenciones sociales y donde ejerce su libertad más íntima".
Entre esos usos o convenciones sociales, Ojea Bouzo advierte que “deben incluirse ciertas celebraciones especialmente ruidosas como son los carnavales”.
Una persona no tiene por qué estar interesada en celebrar el carnaval, y mucho menos en su domicilio, y especialmente en horarios nocturnos. Puede decidir libremente realizar otras actividades, incompatibles con el espíritu carnavalesco y su ruido. Y los poderes públicos deben garantizar el ejercicio de ese derecho”, puntualiza.
Finalmente explica que por este motivo “esas fiestas deben organizarse de manera que se garantice el derecho de quien decida libremente no intervenir en ellas. Escogiendo lugares,  horarios  y formas de desarrollarse que respeten la libertad personal e inviolabilidad del domicilio. Lo contrario tiene mucho de totalitarismo”, subraya.

Publicado por diario contra el ruido. Disponible en sitio web: http://diariocontraelruido.blogspot.com.es/2015/02/tiene-que-ser-obligatorio-celebrar-el.html

Publicado por diario digital minuto uno.com Disponible en sitio web:
http://www.minutouno.com/notas/353942-vecinos-portenos-presentaron-denuncias-contra-la-celebracion-los-carnavales

domingo, 1 de febrero de 2015

CORRIENTES

Vecinos piden transformar el Anfiteatro en hospital de Alta complejidad

Hartos de tener que soportar el ruido producido por festivales de rock, chamamé, cumbia, folklore y comparsas, vecinos del Anfiteatro Cocomarola decidieron presentar un proyecto para transformarlo en un hospital de Alta Complejidad.
La idea es convertir un lugar que los martiriza en otro que mejore la salud y la calidad de vida de toda la población.
El proyecto cuenta con el respaldo de numerosos moradores de los barrios Cacique Canindeyú, Ciudad Arequipa, Ciudad Estepa y Doctor Nicolini y de los profesionales de la medicina local que ven en esta iniciativa la apertura de una nueva fuente laboral que permita extender el ejercicio de su actividad y dar respuesta a un vasto reclamo socio-sanitario.
De no prosperar este proyecto, advirtieron que recurrirán a la Justicia Civil para presentar un recurso de amparo que impida realizar más festivales en el Anfiteatro y aclararon que poseen una vasta jurisprudencia, ya exis­ten am­pa­ros ci­vi­les en to­do el pa­ís que respaldan su pedido.

Baja frecuencia
Uno de los sonidos que reconocieron como más molestos es el de las frecuencias bajas, producidos mayormente por el bajo, la batería y la guitarra eléctrica, que utilizan de manera abusiva grupos de rock y cumbia.
Sobre el particular, Beatriz, una de las danmificadas explicó “ponen equipos cada vez más potentes, prendés el aire y el ventilador para evitar el ruido pero igual sentís las vibraciones de la supuesta música aunque eso ya pasa a ser ruido y de música no tiene nada”.
Asimismo especificó “en los re­ci­ta­les de rock, cuan­do fu­man al­gún ti­po de hier­ba como marihuana tam­bién nos obligan a fu­ma­rla a no­so­tros” ya que al ser al aire libre el humo se esparce por todo el vecindario y contamina el medio ambiente. “Cuán­to ha­ce que so­por­ta­mos es­to, por­que nos agre­den tan­to”, se preguntó.
Giorgio y Teresa que viven desde hace 41 años por la calle Río Negro denunciaron indignados “las pruebas de sonido no tienen horarios: se realizan mañana, siesta, tarde y noche y nos obligan a escuchar ese pum, pum, pum (característico de los instrumentos electroacústicos y de percusión) que es insoportable”.
Además, mencionaron que han denunciado todos estos excesos a la Radio Municipal para que se sancione a los responsables y no se habilite más el Anfiteatro para este tipo de recitales pero “los ins­pec­to­res mu­ni­ci­pa­les que tie­nen a su car­go la me­di­ción de los de­ci­be­les, les con­fe­sa­ron que sa­ben perfectamente que es­tán su­pe­ran­do lo permitido pe­ro no ha­cen na­da”.
Con respecto a los daños colaterales, precisaron que padecen vi­bra­cio­nes en las ven­ta­nas -­ mu­chas de ellas has­ta se han ra­ja­do y ro­to por el efec­to de este tipo de so­ni­do en los cristales-­, ba­su­ra de to­do ti­po en pa­tios de­lan­te­ros o ve­re­das y au­tos es­ta­cio­na­dos en sus es­pa­cios ver­des; olo­res de to­do ti­po va­rias se­ma­nas des­pués de ca­da even­to o du­ran­te los mis­mos y la in­ter­mi­na­ble lis­ta con­ti­núa con ejem­plos ca­da vez más ver­gon­zo­sos.

Delitos
Teresa y Giorgio, son quie­nes más sien­ten el car­na­val, el rock, el cha­ma­mé, la cum­bia y to­do ti­po de rit­mo en car­ne vi­va y no por­que se­an aman­tes del mis­mo, si­no por­que sien­ten adentro de sus viviendas que la gen­te le es­tá can­tan­do en los oí­dos y los obliga a escuchar lo que no quieren violando sus derechos de propiedad, intimidad y salud.
Por otra parte agregaron que los inadaptados que concurren al Anfiteatro a trasnochar y enajenarse con el ruido de la música a alto volumen también “ti­ran bom­bas de estruendo a las 5 de la ma­ña­na”, faltándole el respeto y la consideración a quienes viven en la zona.

Chamamé
Con respecto al Chamamé, Diego que hace 22 años vive por la calle Us­huaia aclaró “con la ex­cu­sa que es cul­tu­ral se per­mi­te cual­quier co­sa, pe­ro no de­be ser así. Yo ca­mi­no to­dos los dí­as por las ca­lles a un cos­ta­do del An­fi­te­a­tro y en es­te úl­ti­mo Fes­ti­val del Cha­ma­mé regaron de orín las ve­re­das, es una as­que­ro­si­dad no se pue­de ca­mi­nar, con 30 o más gra­dos se le­van­ta ese olor en to­da la zo­na”.Da­niel re­cor­dó: “sa­len to­dos bo­rra­chos, la otra vez una chi­ca es­ta­cio­nó cer­ca de mi ca­sa y tum­bó un ár­bol por el es­ta­do de ebrie­dad que te­ní­a. ¿Por qué los inspectores que están ahí no ha­cen con­trol de al­co­ho­le­mia? ¿Por qué les permiten retirarse re alcoholizados y sin casco cuando no lo hacen habitualmente?”.
“Yo si sal­go a las 8 de la no­che vuel­vo más tar­de y no en­tro por­que la gen­te es­ta­cio­na en mi es­pa­cio ver­de, na­die res­pe­ta, tiran las bo­te­llas de vi­drio y de plás­ti­co jun­to con bol­sas a las bo­cas de tor­men­ta y por culpa de eso nos inundamos si llueve. Yo per­dí to­dos los mue­bles de mi ca­sa de la plan­ta ba­ja por­que se ta­pó una bo­ca de tor­men­ta por­que no tie­ne re­ji­lla y lle­gué a tener 40 cen­tí­me­tros de agua”, co­men­tó.
Du­ran­te los 10 dí­as del Fes­ti­val del Cha­ma­mé, un ve­ci­no pi­dió a los ins­pec­to­res del Área de Sa­ne­a­mien­to Am­bien­tal que una noche mi­dan el so­ni­do y la me­di­ción dio 70 de­ci­be­les cuan­do lo per­mi­ti­do son 30.

El infierno de los recitales
Li­lia quien vi­ve en las de­no­mi­na­das 300 vi­vien­das (Ba­rrio Ciu­dad de Are­qui­pa) por Río Ne­gro ha­ce 15 años enumeró una serie de re­ci­ta­les que se re­pi­tie­ron a lo lar­go del se­gun­do se­mes­tre del 2014.
Du­ran­te los dí­as 28 y 29 de agos­to es­tu­vo Prin­ce Roy­ce, el 6 de sep­tiem­bre un even­to cha­ma­me­ce­ro, del 12 al 14 de sep­tiem­bre re­ci­ta­les de rock, el 17 es­tu­vo Jo­a­quín Sa­bi­na, el 23 Ka­ri­na y el 27 Abel Pin­tos; en tan­to en no­viem­bre se re­a­li­zó la Pe­ña Sen­tir Cha­ma­mé. A es­to se su­ma que en ene­ro de 2015, du­ran­te 10 dí­as se re­a­li­zó la Fies­ta del Cha­ma­mé.
“Pa­ra cual­quie­ra una her­mo­sa car­te­le­ra de even­tos, pa­ra los que vi­vimos en la zo­na unos cuan­tos dí­as sin paz”, remarcó.

Clausura y relocalización
Los afec­ta­dos coin­ci­die­ron en que en el mun­do no existe un An­fi­te­a­tro que es­te en me­dio de un grupo de vi­vien­das; más de 4 mil ca­sas hay en la zo­na y des­de ha­ce tiem­po re­cla­man el cam­bio de es­ce­na­rio de to­do ti­po de even­tos mu­si­ca­les.
“Hay un nue­vo pro­yec­to de re­fac­ción del an­fi­te­a­tro pe­ro no que­re­mos una re­fac­ción que­re­mos que lo sa­quen de ahí. To­dos los an­fi­te­a­tros bien cons­trui­dos es­tán a ori­llas del río o en las afueras de la ciudad. Esto no da más y no­so­tros tam­po­co” di­jo Te­re­sa.
“En vez de pa­gar a tan­tos ar­tis­tas po­drí­an des­ti­nar ese di­ne­ro a bus­car otro lu­gar pa­ra ha­cer ese ti­po de even­to”, sen­ten­ció Da­niel
Finalmente reiteraron que si no se clausura definitivamente y se relocaliza el Anfiteatro  en un lugar alejado de la zona urbana en el que no vivan vecinos, los problemas van a continuar y judicializarán su reclamo.
Por último invitaron a quie­nes quie­ran su­mar­se al gru­po a ha­cer­lo a tra­vés del Fa­ce­bo­ok de Ar­man­do Ca­ta­la­no.

Publicado por diario Época. Disponible en sitio web:

Publicado por diario digital La Ciudad de Goya. Disponible en sitio web:

viernes, 30 de enero de 2015

CHUBUT

Intendente pidió a juez que prohíba uso de bombos en reclamos sociales

El intendente del departamento chubutense de Sarmiento Sebastián Balochi, presentó un recurso de amparo ante el juez penal de esa localidad Alejandro Rosales para pedirle que ordene a los trabajadores municipales que no toquen sus bombos ni protesten en voz alta para no afectar a terceros.
El recurso de amparo fue enmarcado bajo la figura de "ruidos molestos" y sostiene que esa práctica tiene como objetivo extorsionar a las autoridades del Poder Ejecutivo para que acceda a sus demandas.
De acuerdo a fuentes calificadas, Rosales podría aplicar una multa de 10.000 pesos por día si los trabajadores municipales de Sarmiento vuelven a tocar sus bombos y cantar en voz alta sus reclamos contra el intendente.
Según trascendió, la estrategia judicial con la que avanzó Balochi consiste en preguntarles a los empleados que no están de paro si el sonido de los bombos les molesta o los perturba para realizar sus tareas, por lo que si la respuesta es positiva se deja constancia mediante la presencia de escribanos.

Acatamiento
Ante esta situación y para no pagar multas muy elevadas, el SOEMS (Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Sarmiento) decidió no llevar más los bombos a la vereda del municipio y realizar su protesta en silencio, instalándose con sus familias en la vereda del edificio municipal.
El SOEMS sostiene también que la denunciada "extorsión" que realiza el intendente es una figura penal que merece su sanción, aclarando que "lo dicho por el titular del Ejecutivo Municipal es una calumnia, figura que también amerita una denuncia penal y una sanción".
El bombo es un instrumento de percusión que genera baja frecuencia, un tipo de sonido grave que produce golpes y vibraciones que puede provocar trastornos psíquicos.

Publicado por Noticias Argentinas. Disponible en sitio web:

Publicado por portal digital En Tres Líneas. Disponible en sitio web:

Publicado por Agencia de Noticias ADN Sur. Disponible en sitio web:

Publicado por Blog Chubut en On. Disponible en sitio web:

martes, 27 de enero de 2015

MISIONES

Ajusticiaron un agresor acústico en Puerto Iguazú

Harto de tener que soportar ruidos molestos y pedir en reiteradas oportunidades que bajara el volumen de la música al dueño del restaurante lindero a su domicilio, al Municipio y la Policía, Carlos Roballo de 73 años se vio obligado a hacer justicia por mano propia para defenderse de la agresión acústica que estaba terminando con su vida.
El lamentable episodio ocurrió en la localidad misionera de Puerto Iguazú, más precisamente sobre la avenida Victoria Aguirre, a metros de la intersección con la calle El Pindó.
Al arribar al lugar, los funcionarios policiales encontraron muerto con un balazó en la nuca al agresor acústico Raúl Garnica, de 55 años de edad, dueño de la parrilla “Las Cañitas”.
Esta parrilla se encuentra ubicada en forma contigua a la vivienda familiar del danmificado y presunto autor del disparo y era famosa por realizar peñas folclóricas hasta altas horas de la madrugada sin estar debidamente acustizada.
Roballo, según testigos, en numerosas oportunidades pidió de buena manera a Garnica que bajaran el volumen de la música del restaurante porque le hacía daño y afectaba su salud pero ante la indiferencia de éste y del Estado, al que realizó siete denuncias contravencionales sin obtener una sola respuesta, un día se cansó y decidió poner fin al suplicio que padecía.
En el lugar se hicieron presentes las autoridades judiciales y el personal de la División Criminalística, cuyos especialistas realizaron las tareas periciales de rigor.
El principal sospechoso fue arrestado por orden del juez de Instrucción III, Juan Pablo Fernández Rissi y luego traslado a la Sección Resguardo de Detenidos de la Unidad Regional V de Puerto Iguazú aunque se presume que podría recuperar su libertad en las próximas horas ya que actuó bajo el estado de emoción violenta y la causa podría caratularse homicidio en legítima defensa.


Publicado por diario Crónica. Disponible en sitio web:

Publicado por el periódico digital Misiones On Line. Disponible en sitio web:

sábado, 24 de enero de 2015

ROSARIO

Candidato a intendente se compromete a no permitir discotecas

El concejal del Frente para la Victoria y candidato a intendente de la ciudad de Rosario Roberto Sukerman se comprometió a apoyar la lucha contra la contaminación acústica que emprenden un grupo de vecinos y a no permitir bajo ningún concepto la instalación de boliches, discotecas o confiterías bailables en espacios públicos.
Sukerman se reunió con habitantes de las inmediaciones de las obras del Patio de la Madera, donde por varios años funcionó la discoteca "Década" que ocasionaba ruidos molestos y conflictos de convivencia en los alrededores. Durante el encuentro, el edil se comprometió a apoyar su lucha para que no vuelva a instalarse ningún boliche en el lugar. "Es vergonzoso que la Municipalidad concesione espacios públicos, que son de todos, para confiterías bailables", aseguró.
En el transcurso de la reunión, la segunda que Sukerman mantuvo con los vecinos de la zona, el precandidato a intendente exhibió ante los vecinos un pedido de informes de su autoría para que el municipio remita al Concejo información pormenorizada acerca de la concesión del espacio verde del Patio de la Madera, las condiciones de explotación y los plazos de ejecución de las tareas, de las que "poco se sabe".

Inadmisible
Asimismo, el abogado constitucionalista y ex jefe de Ansés señaló "hoy renovamos nuestro compromiso con quienes residen en la zona para que no vuelva a funcionar allí una confitería bailable. Durante muchos años los vecinos padecieron no sólo ruidos molestos sino también otros inconvenientes como peleas callejeras y problemas de suciedad. Es inadmisible que la intendencia permita el uso de espacios públicos para que se desarrollen estas actividades que afectan la tranquilidad de las personas".
Sukerman también se comprometió con el grupo que asistió a la recorrida para que "en la primera cita de la Comisión de Gobierno del año, pueda manifestar sus inquietudes y punto de vista sobre la problemática ante los concejales".
El texto del decreto, que elaborara a pedido de los residentes del barrio, fue presentado junto a su compañera de bloque la concejala Norma López, y solicita al municipio datos sobre: El proyecto presentado por el concesionario para el llamado a licitación y aprobado por la Municipalidad mediante el cual se están llevando a cabo las obras en el Patio de la Madera; el proyecto específico de parquizado, forestación y equipamiento para el área verde de uso público; la fecha de inicio del plazo de la concesión; los plazos de ejecución y finalización de las tareas y el estado de ejecución, según cronograma presentado por el concesionario.

Publicado por Sin Mordaza. Disponible en sitio web:

Puablicado por Concejo Deliberante de Rosario. Disponible en sitio web:

Publicado por Info Rosario. Disponible en sitio web:

Publicado por Punto Biz.com Disponible en sitio web: